CLAVES DE MENSAJES

CLAVES DE MENSAJES
CLAVES DE MENSAJES: I: Importante - E: English - 5D: 5a Dimensión - FD: Fondos y Dinero - OS: Oscuridad - CT: Cambios Tierra - NT: Nueva Tierra - HE: Hnos Extraterrestres - HI: Hnos Intraterrenos - ME: Mensaje Editor

miércoles, 13 de julio de 2016

ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONCIENCIA, DÉCIMO TERCER PILAR: VALOR



ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONCIENCIA, DÉCIMO TERCER PILAR: VALOR

CANALIZADO POR KAI LUZ DE SIRIO /   JUNIO 14, 2016



Canalización de la Conciencia Elohim y el Maestro Sanat Kumara


Desde el corazón de la Tierra, la Luz y la consciencia se abren en una expansión constante. En este momento nuevos patrones de Luz e información se están irradiando para generar una apertura transformadora en aquellos corazones dispuestos a recibir.

Nosotros, la Conciencia Elohim abrazamos a cada Ser humano y los invitamos a tomar el rol de guardianes de la Tierra de una manera consciente. Es un privilegio ser Humano y vivir en este momento en la Tierra, puesto que una gran transformación y apertura hacia los Reinos de lo invisible se está generando. Hemos sin duda alguna ingresado a una nueva etapa del proceso planetario actual. Una etapa en la que cada ser está siendo invitado a vivir una profunda transformación de su consciencia por medio de la liberación de los patrones condicionantes. La transformación está siendo sin duda alguna espiritual. Pero al mismo tiempo ha comenzado a extenderse a nivel social, puesto que lo sutil e invisible tiene un efecto tangible en lo visible, conforme la energía y la frecuencia es enraizada en la consciencia. Primero se transforma el interior, para que esto de paso a la transformación exterior.

Muchos de los conceptos espirituales se estarán reformando en los próximos tiempos. Para ello, algunos sucesos tendrán que ocurrir. Sucesos que dejarán huella, en el sentido de que movilizarán a las masas a comprender que el Juicio y la intolerancia ya no son caminos viables en este tiempo, en el que la Luz ha venido a mostrar muchos nuevos caminos y formas de vivir la Vida. Existe un potencial enorme de transformación colectiva, pero para que esto pueda ocurrir es necesario movilizar aquello que se encuentra enraizado de una forma muy rígida en la Consciencia colectiva. La vibración del miedo y la intolerancia, así como la falta de respeto hacia la verdad y el camino de los demás, han sido los métodos de interpretación de la realidad que como colectivo han sostenido durante mucho tiempo basado en sus sistemas religiosos y sociales.

La Conciencia de Unidad que prevalece en la quinta dimensión exige un entendimiento más profundo del Amor, para que esta pueda ser contenida en la consciencia colectiva y a consecuencia se produzca una apertura directa hacia la experiencia viva de la misma.

La Tierra por medio de la Luz de la Banda de Fotones ha generado el proceso de apertura dimensional, con lo cual tanto la quinta dimensión como las restantes dimensiones superiores, se encuentran abiertas para ser experimentadas en el eterno presente. La quinta dimensión de la que tanto se ha hablado durante tanto tiempo y la cual supone ser la meta principal de aquel llamado “proceso de ascensión”, es realmente una experiencia más de la consciencia expandida. No es una meta, ni algo que sucederá en una fecha determinada, puesto que la quinta dimensión forma parte del entramado vivo dimensional accesible a la conciencia humana, una vez que se ha generado la apertura y activación del ADN.

Esto quiere decir que el ser humano es por sí mismo multidimensional y que la quinta dimensión es solo una de las muchas dimensiones que la conciencia puede experimentar. La cuestión es que nunca antes las dimensiones habían estado abiertas completamente para ser experimentadas de manera consciente en este Planeta. El proceso de la humanidad y de este Planeta como Biblioteca Viviente, conlleva el propósito de vivir esa integración y apertura gradual de las dimensiones en el cuerpo físico, conforme se vive la experiencia de la vida y esto es algo que aquí y ahora se puede vivir. Sin embargo, para que esto ocurra se deberá trascender el juicio, el miedo y la limitación ya que son frecuencias que no corresponden a la Conciencia de la Unidad.

Durante mucho tiempo han vivido esperando algo: la segunda venida de Cristo. La llegada del 21 de diciembre del 2012. La ascensión. Y según otros sistemas de creencias, algunas otras cosas más. Sin embargo todas esas esperanzas por las cuales viven y se fijan metas, no son más que proyecciones de sí mismos. Son formas de dirigir su atención hacia afuera para no asumir el poder y la responsabilidad desde adentro.

Están acostumbrados a que alguien más gobierne sobre ustedes y de alguna manera eso resulta más sencillo, pues así siempre habrá un pretexto o una forma de culpar a los demás por cuanto ocurre en sus vidas. El poder personal exige responsabilidad y eso solo se puede despertar cuando se ha aprendido a valorar la Vida y a sí mismo.

Sin embargo es momento de que todo salga a la Luz y que asuman la responsabilidad sobre sí mismos desde el reconocimiento de que la Conciencia Divina y la Fuerza de Vida a la cual reconocemos como el Origen de todo lo que Es, habita ya mismo dentro de cada Ser y como tal, no hay nada que esperar que llegue desde afuera.

La Transformación deberá surgir desde adentro y con ello, la gran apertura dimensional podrá manifestarse en la conciencia de quien lo experimente. Ya que, el acceder a una forma más expandida de ver e interpretar la existencia, por sí mismo supone una profunda transformación en la realidad exterior. Recuerden que lo que sucede afuera es un reflejo de lo que se vibra dentro.

Por lo tanto, todas las dimensiones conviven dentro de cada uno de los planos. Es decir, para acceder a la quinta dimensión no tienes que dejar la tercera, sino vibrar en la frecuencia que le corresponde a la quinta dimensión. Es la consciencia la que es desplazada a través de las dimensiones, una vez que la vibración propia de cada dimensión ha sido integrada y reconocida por la consciencia. La cuestión es que, para verdaderamente acceder a la quinta dimensión y a todas las otras dimensiones más allá de la tercera, es necesario alcanzar la vibración del Amor Incondicional, lo cual por sí mismo requiere la trascendencia de los juicios y de muchos sistemas de creencias que limitan la percepción de la experiencia. Ya que el ser humano se limita a sí mismo cuando se aferra a sus puntos de vista y no se abre al entendimiento de nada más.

Ciertamente habrán de ocurrir cosas en la tercera dimensión que generen esa apertura hacia nuevos paradigmas. Por esa razón a nivel social hay tanto movimiento en este tiempo y tanta disconformidad. El ser humano se está expandiendo y con ello una transformación surgirá a consecuencia, pero claro está, todos son responsables y serán artífices de ese cambio. El cual se dará por medio de cada despertar y transformación interior que ocurra en el corazón de cada Ser Humano. De esa forma mediante la creación de masas críticas de seres cuya vibración se vaya abriendo al Amor Incondicional, la realidad en la que habitan se podrá transformar.  Mientras que a nivel interior las puertas de las dimensiones se habrán abierto, permitiendo la experiencia multidimensional dentro del cuerpo físico, en el aquí y ahora.

Ese es el propósito Divino de esta Biblioteca viviente llamada GAIA: el poder vivir la experiencia multidimensional integrada en el cuerpo físico. A medida que eso ocurre, la vibración colectiva de la Tierra y la Humanidad se elevará hasta abrir de manera permanente la conexión con la quinta dimensión y enraizar completamente la vibración de la Consciencia de la unidad, trascendiendo de esa manera la dualidad de la tercera dimensión para convertirse en seres completamente multidimensionales.

Mientras todo ello ocurre muchas Almas continuarán aprendiendo a través de la experiencia de la tercera dimensión y la dualidad, la cual no tiene por qué terminar, puesto que su propósito está establecido como el escenario de aprendizaje por medio de la dualidad.

Vivimos por lo tanto en un momento de gran apertura, en el cual muchas de las estructuras y condicionamientos sociales habrán de derrumbarse para dar paso a formas más amorosas y conscientes de vivir la Vida.

En este proceso la naturaleza y todos sus Guardianes comenzarán a hacerse más visibles y presentes en el entorno que les rodea. Los Elementales de la Tierra han comenzado a establecer un llamado, el cual tiene como propósito invitar a los Seres Humanos a restablecer el vínculo con los Reinos Invisibles de la Tierra. Esos Reinos que quedaron olvidados y que pasaron a formar parte de la mitología del Planeta.

Los Elementales desean colaborar en el proceso de despertar de la humanidad y ofrecen sus virtudes y secretos para el Servicio al propósito de la Tierra. Nosotros los Elohim somos los Grandes Guardianes de la Tierra y en nuestro corazón sostenemos la vibración de todos los Devas Elementales, que se encargan de custodiar la vibración y la belleza de la naturaleza. Los Pilares de la Conciencia representan las virtudes que el ser humano tendrá que despertar en su interior para trascender la dualidad y transformarse en un verdadero guardián de la Tierra. Por su parte tanto los Elementales como los Elementos de la Tierra se están encargando en este tiempo de irradiar las distintas frecuencias que la Tierra recibe en su corazón de Cristal. Frecuencias que ingresan al Planeta por medio de la Rejilla Cristica y que son distribuidas a través de todos los Reinos de la Tierra con la intención de que los Seres Humanos puedan despertar a su vibración. Los Devas Elementales son por lo tanto Guardianes de la vibración de los Pilares de la Conciencia.

Por otro lado, hay en este momento un gran movimiento energético, que se está sintiendo en distintos niveles de la conciencia. Por un lado la constante aceleración de la vibración del Planeta que por sí misma genera ajustes y cambios tanto físicos como internos y que sin duda produce un sentimiento de aceleración y prisa. Como si tuvieras muchas cosas que hacer pero poco tiempo, con lo cual se generan sensaciones de cansancio y estrés emocional. Por otro lado, la naturaleza y los lugares de las Tierra que guardan información, han comenzado a revelar sus memorias ocultas invitando a los Seres humanos a sentir y conectar con esos Reinos no visibles, pero tangibles en el corazón de quienes se atreven a sentir y ver más allá de los velos de la tercera dimensión. Es como si se pudiera vivir en este momento en dos realidades diferentes: una es la realidad del mundo moderno en la cual el tiempo lineal parece determinarlo todo y cuya aceleración ocasiona esas sensaciones de desajuste que producen ansiedad.

La otra es la realidad en la cual la consciencia puede habitar en el eterno presente, desapegándose de los conceptos lineales, para poder ingresar a un estado de consciencia en el que la comunión con la Tierra y el Universo puedan manifestarse.

Para ingresar a esa realidad es necesario abrir el corazón y escuchar a la naturaleza, observarla, permitiendo que los pensamientos se desaceleren, de manera que la vibración amorosa del cuerpo de Luz pueda inundar al cuerpo físico, estabilizando el sistema nervioso y generando la sintonía con el eterno presente. En ese estado es en el que podrán sentir a los Reinos de la Tierra y los Pilares de la Conciencia se abrirán paso para manifestar su fuerza y su Luz en el pensar, sentir y actuar de cada uno de Ustedes.

Dejar de apegarse al pasado y dejar de temer el futuro también es una manera de habitar en el presente y permitir que la Luz se manifieste en la conciencia.

Con Amor infinito, desde el corazón de la Tierra, la Conciencia Elohim


Décimo Tercer Pilar de la Conciencia: VALOR

Canalización del Maestro Sanat Kumara

Hemos concretado este ciclo de activaciones de los Pilares de la Conciencia y con ello una etapa planetaria llega a su fin. Nos encontramos en un importante momento de transición en el cual las energías propias de la séptima dimensión comenzarán a ser enraizadas en la conciencia de los Seres Humanos, mediante las energías que la Madre Tierra está liberando a través de los Reinos Elementales de la Tierra. El Agua, Aire, Fuego, Tierra y por supuesto el Reino Eterico Cristalino, están irradiando secuencias de Luz e información que se están incorporando a través de las Rejillas Cristalinas del Planeta.

La información contenida en esas secuencias de Luz se integra en la conciencia por medio de los sueños, pero también por medio de los movimientos energéticos que muchos de ustedes están sintiendo en sus cuerpos. La columna vertebral está siendo activada y los chakras también están elevando su vibración. Con ello por las noches o antes de amanecer sus cuerpos se remueven, produciendo sensaciones físicas intensas. Dolores de cabeza y musculares también se están manifestando y de esa forma el cuerpo genera una combustión interior de las frecuencias disonantes que no corresponden más con aquello que la Tierra está generando.

Sus cuerpos se pueden estar sintiendo muy cansados y la razón de ello es que, mientras traten de aferrarse a los ritmos propios de la tercera dimensión y no se den un tiempo para sintonizar con la Tierra y descansar, sus cuerpos entran en desfase y desajuste produciendo sensaciones de incomodidad que se manifiestan en el sistema nervioso. Darse un momento de respiro e introspección facilitará la asimilación de las nuevas frecuencias y con ello sus cuerpos se acompasaran de mejor manera al ritmo de la Tierra.

En esta ocasión conectaremos con el último Pilar de la Conciencia, VALOR. Su energía representa el saber valorar y apreciar lo que somos y lo que tenemos a nuestro alrededor, porque al hacerlo se puede liberar todo el potencial oculto en el interior.

Cuando no te valoras a ti mismo, aquello que entregas lo entregas desde esa ausencia de valoración y por supuesto no es correctamente recibido, ya que lo que entregas es lo que recibirás de regreso.

El saber valorarse a sí mismo no es un acto egoísta, pues al valorarse a sí mismo es más fácil valorar y apreciar a los demás. El verdadero acto egoísta es no saber reconocer lo que uno como persona vale. Pues realmente el lugar que ocupas en el Universo es absolutamente sagrado. Nadie más puede hacer lo que tú haces de la misma manera, todos los Seres son Únicos e irrepetibles y por ello es importante vivir la Vida desde ese entendimiento, ya que esto transformaría los celos y las competencias en respeto y Amor.

Cada persona, con sus cualidades y virtudes. Con su forma particular de ver y entender la Vida, le está aportando al Universo una experiencia única, la cual es infinitamente apreciada y amada por Fuente Divina de Amor. Si los Seres Humanos fueran capaces de comprender cuán valiosa y amada es su existencia, podrían aprender unos de otros y escucharse con Amor y Respeto, pues cada uno tiene una forma distinta de comprender la existencia y todas y cada una de las experiencias son aprendizajes dignos de ser valorados y apreciados.

Dejar de competir los unos con los otros transformaría la experiencia de la Vida completamente. Pues muchos de sus sufrimientos se desvanecerían en ese acto de respetuoso reconocimiento de la valía de la existencia de los demás. Ninguna persona es más ni menos que otra por los logros materiales o personales que ha obtenido. Tampoco por la Religión que practica, ni la raza o preferencia sexual que tiene. Cada uno es valioso y sagrado por lo que Es, porque ser humano es una experiencia sublime en sí misma.

Valorarte a ti mismo, no significa desvalorizar a los demás. No necesitas validar tu verdad destruyendo la verdad o la vida de los demás. Valorarte a ti mismo implica y trae como consecuencia valorar la existencia en sí misma y la experiencia que cada Ser tiene. Por lo tanto aquellas personas prepotentes que destruyen la verdad de los demás o que pretenden hacer valer su visión de las cosas actuando desde el miedo o el odio, realmente, en el fondo, se sienten tan pequeños e insignificantes que necesitan hacer grandes actos y mucho ruido para sentirse seguros de su verdad. Esas personas son las que más Amor y Compasión necesitan, pues en el fondo de su Ser hay una ausencia muy grande de Amor, que buscan llenar impulsados por su miedo.

La Luz que está ingresando al Planeta tiene como propósito mostrar las cosas tal como son, por ello es que todo está saliendo a la Luz y hoy más que nunca pareciera haber más intolerancia en el mundo. La cuestión es que estos son los momentos claves en los que hay que elevar la visión más allá de la superficie y comprender que todo tiene un propósito y que lo más necesario en estos tiempos es elevarse hacia el Amor Incondicional, el respeto y el no juicio. Irradiar Amor para crear Amor en el Mundo. Irradiar Paz para traer Paz al Mundo. Y es a través de los actos pequeños y cotidianos que esto se tiene que crear. El cambio no vendrá por medio de las religiones, ni de los políticos y gobiernos. El cambio se dará por medio de cada Ser humano que asuma la responsabilidad por sus propios actos y tome conciencia del efecto que tiene en su entorno por medio de su comportamiento.

Valora la Luz que habita en ti, para que puedas ver y valorar la Luz que habita en tu prójimo.

Con Amor desde el corazón Solar, Sanat Kumara



En esta ocasión la energía del Pilar de la Conciencia VALOR se enraizará por medio de la articulación de la mandíbula, sostenida por medio del Rayo Coral. Este Rayo que representa a la Conciencia Cristica, el respeto y el trabajo en equipo.

ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONSCIENCIA, DUODÉCIMO PILAR: CERTEZA



ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONSCIENCIA, DUODÉCIMO PILAR: CERTEZA

CANALIZADO POR KAI LUZ DE SIRIO /   MAYO 5, 2016



Canalización de la Consciencia Elohim y el Maestro Sanat Kumara

Una vez más les damos la bienvenida a nuestro espacio. En este momento en el que estás sintonizando con esta frecuencia, manifestamos la intención de que se establezca entre nosotros y tú, una apertura hacia el espacio en el interior del corazón de la Tierra. Este es el espacio donde habitamos, somos la Consciencia Elohim, Guardianes de la Tierra desde el inicio de los Tiempos. Nos encargamos de resguardar la consciencia y la vibración de todos los Elementos, los Seres vivos y la historia Planetaria.

Nuestra existencia se extiende como un canto eterno, que cuenta la historia de los inicios de la creación. Una historia que resuena en lo profundo de tus células. Una historia que ha sido resguardada en el corazón de la Tierra y que en este tiempo ha de despertar, pues es hora de que el Ser Humano recuerde y sea capaz de ver de dónde proviene su origen.

En el interior de cada célula de tu cuerpo existe un almacén de memoria viva, que contiene la vibración del origen de la Vida. Ese origen que se dio hace miles de millones de años y que se inició con el primer espécimen vivo, el primer protozoo. Ese es el remoto origen de la Humanidad, consciencias unicelulares que surgieron del océano de Vida y a las que la Tierra poco a poco fue dotando de la inteligencia necesaria, para moverse en este rincón de la creación. Seres que gradualmente, con el paso de las eras, fueron evolucionado hasta lo que la Humanidad es hoy. Tus células guardan el recuerdo de ese ancestral origen y se podría decir que han visto las eras pasar a través de la memoria celular, que trasciende incluso a la memoria oculta de tu propia existencia. Pues una cosa es la historia de tu Alma en esta Tierra y otra cosa es la historia de la vida en la Tierra. Tus células resguardan ambos archivos de memoria y en este tiempo es necesario activarlos y unificarlos.

La razón por la cual la Tierra ha dotado a los cuerpos humanos con la capacidad de sostener y contener la Historia misma de la biología planetaria en sus células, es debido a que en esa historia o mejor dicho en esa memoria se encuentra la capacidad y la información necesarias para la activación de la Consciencia Planetaria en conexión con los Elementos de la Tierra. La vibración y los patrones lumínicos de información de la Vida en la Tierra habitan en tus células.

Dentro de esa memoria celular correspondiente al Origen de la Vida en la Tierra, se encuentra la vibración de la Tabla Periódica de los Elementos y en ella se manifiesta toda la sabiduría de la Tierra.

Cada uno de Ustedes es por lo tanto, un fractal de la Tierra y contiene los mismos Elementos vivos existentes en el Planeta. La cuestión es que no lo saben y  por lo tanto, basados en esa ignorancia, no han activado del todo su conexión con la Madre GAIA y el Planeta entero.

Imagina que gracias a ese aspecto ancestral de tu memoria celular es posible que sientas y experimentes una conexión tan profunda con la Tierra, que seas capaz de sentir la información que cada lugar del Planeta resguarda. Imagina poder conocer la historia de los lugares con solo plantarte en ellos. Imagina poder sentir en tu cuerpo donde hay agua. Donde hay cristales y donde hay elementos minerales y por medio de esa conexión, recibir su vibración colectiva y su energía.

Claro, comprendemos que te resultará difícil imaginar semejante cosa y comprender cuál sería el uso práctico de ello. En las antiguas eras, es decir en MU y Lemuria, aquellos que dieron origen a esas eras, mantenían activa esa frecuencia dentro de su memoria celular y eso les facilitaba una comunión majestuosa con la Tierra. Esa comunión fue transmitida hacia generaciones posteriores hasta que finalmente se perdió.

Seguramente se han preguntado cómo es que en eras antiguas como Egipto o en la época de los Mayas, lograron construir semejantes Pirámides sin la tecnología y la infraestructura que se tiene hoy. La razón es que en esas eras aquellos que se encargaron de su construcción, mantenían abierta la conexión con su memoria celular ancestral y Les facilitaba la comunión con todos los Elementos, no sólo naturales como lo son el Agua, Tierra, Aire y Fuego, sino también con los Elementos básicos de la Tabla Periódica.

De esa manera podrían mover las energías de los Elementos, interactuando a su favor con las Leyes de la Física. Esto quiere decir que lograban que las Piedras se levantaran del piso y flotaran para colocarse en su posición. Parece ciencia ficción, sin embargo es algo posible dentro de la conexión amorosa con la Tierra, pues ésta es una de las muchas posibilidades que la Madre GAIA le otorga a los Guardianes de la Biblioteca Viviente Tierra.

No obstante, para que la Memoria Ancestral pueda activarse es necesario que el ser humano sea capaz de actuar con integridad y pueda respetar por sí mismo las Leyes de la Luz y la Creación. Ya que mientras continúen viviendo en la conciencia de depredación, ese aspecto de la memoria celular permanece oculto y cerrado, por su propio bien.

Imagínate lo que harían o el uso que le darían a esas facultades que se despiertan por medio de la Memoria Ancestral; en estos tiempos en los que aparentemente lo más importante es el poder. Por esa razón la energía de los Pilares de la Consciencia es importante que vuelva en este tiempo. Ya que representan los Principios Éticos necesarios para la manifestación de la Consciencia Planetaria y Galáctica, el comprenderlos e integrarlos puede ayudar a que la comunión con la Tierra se manifieste de nuevo.

Estas energías de los Pilares de la Consciencia las trajimos nosotros, los 13 Elohim Guardianes de la Tierra, con el propósito de acompañar a la Humanidad en su proceso de conexión y apertura hacia la Maestría de la creación. Nosotros, la Consciencia Elohim, somos 13 Seres que habitamos en el corazón de la Tierra. Nuestra misión es custodiar a la Humanidad y vigilar su proceso de evolución y conexión con el Universo.

Los 13 Pilares para nosotros representan una puerta de apertura necesaria para la activación de la consciencia y la conexión con la Creación a nivel planetario. Representan los principios correspondientes a los Alquimistas y Maestros Espirituales de la Antigüedad. Si eres capaz de comprenderlos, pero ante todo, hacerlos tus Principios de Vida, la memoria ancestral se abrirá y serás capaz de comunicarte abiertamente con los Elementos de la Tierra, accediendo por medio de esa conexión hacia la conexión galáctica y todo, sin salir de tu cuerpo, ni del Planeta. Por ello los hemos llamado Pilares de la Consciencia pues son la base de la manifestación de la Maestría universal para el Ser Humano.

Sin embargo, para que se logren activar completamente, no basta con realizar las meditaciones que les hemos transmitido y propuesto por medio de esta conexión. Es necesaria la observación de su vida diaria y los comportamientos con los que suelen actuar. La vida diaria y sus relaciones interpersonales deberían convertirse en un escenario para la activación de los Pilares mismos. Pues es mediante la vida diaria que se activa y se manifiesta la Maestría.

Imagina que realizas las meditaciones de los Pilares de la Consciencia y acto seguido te continúas comportando desde la conciencia de depredación. Por ejemplo, conectas con la energía de Fidelidad y al poco rato, mientes o dices algo que realmente no sientes. En ese momento mismo le cierras la puerta a la sabiduría proveniente de la memoria ancestral, pues le demuestras al Universo que no eres capaz de sostener la vibración necesaria para alcanzar la Consciencia Planetaria y Universal. Es decir, por medio de la incoherencia envías un mensaje universal de inmadurez espiritual y por ello, las Puertas de la Sabiduría Ancestral y la conexión con los Elementos Planetarios se cierra. Ya que, evidentemente tienes otras cosas que resolver antes, como lo sería la trascendencia de la conciencia de depredación en la que aparentemente habitas.

Le llamamos conciencia de depredación a la serie de comportamientos que los seres humanos sostienen dentro de la conciencia dual. Comportamientos tales como mentir, juzgar, manipular, son aspectos que el Ser humano sostiene a consecuencia de que se percibe separado de la Fuente. En ese sentimiento de desconexión el Ser Humano no es capaz de saberse protegido y nutrido por la creación. De tal manera le es necesaria su búsqueda de poder, que no es otra cosa más que la necesidad de reconectarse con la Vida y la creación, dirigida de una forma poco amorosa y luminosa, ya que el poder genera fuerza y otorga una sensación de invencibilidad, los cuales son aspectos que se experimentan por si mismos de una forma elevada y amorosa cuando se sostiene la consciencia de unión con la Fuente. Sin embargo ese acto de mantenerse en la conciencia de depredación, impide que la energía de los Pilares de la Consciencia continúe existiendo de manera latente en el Ser Humano y no se convierta en una realidad.

Por ello es que la observación es necesaria. Tomar conciencia de cuáles son las bases de tus comportamientos más habituales y hacer el esfuerzo consciente de cambiarlos. Eso hará que los Pilares de la Consciencia se enraícen en tu interior y se conviertan en una parte viva y consciente de ti. Observa. Día con día obsérvate y ten el valor de transformarte a ti mismo. De esa forma la Tierra abrirá tus memorias ancestrales y la conexión con todos los Elementos de la vida.

En amor desde el corazón de la Tierra, la Consciencia Elohim



Duodécimo Pilar de la Consciencia: CERTEZA

Canalización del Maestro Sanat Kumara

Un espacio se abre entre la Tierra y el Sol, manifestando la apertura para esta comunicación. Con profundo Amor y Respeto saludo a cada corazón que en este momento me recibe. Agradezco su presencia y contención amorosa para la manifestación de esta comunicación.

Estamos ya llegando al final de este ciclo en el cual hemos abierto la conexión con los Pilares de la Conciencia y con ello, una etapa planetaria está cediendo el paso a una nueva. Al finalizar tendremos un periodo de asimilación de la energía y no realizaremos más activaciones mensuales durante algunos meses. Esto es necesario para que las energías se asienten y podamos iniciar un nuevo ciclo en otra frecuencia, más adelante. Sin embargo, en este periodo intermedio, es recomendable que practiquen la observación diaria y que aquellos Pilares de la Consciencia que saben que necesitan con mayor fuerza, los vuelvan a activar cuantas veces sea necesario, hasta que se produzca una transformación más plena y consciente.

En esta ocasión conectaremos con CERTEZA y ciertamente este es uno de los Pilares que más se necesita al día de hoy en la consciencia colectiva de la Humanidad.

La certeza es la base científica de la Fe, pues es la certeza la fuerza que determina la energía que alimentará a la Fe. Y esta no surge de otro sitio más que de la comprobación de que las cosas son como se creen por medio de la experiencia.

Una certeza puede surgir de una corazonada, de un sentimiento profundo proveniente del corazón. Ya que en el corazón el sentimiento provee de fuerza y verdad, una clase de verdad que se experimenta en todo el Ser y que no deja la menor duda porque se siente como parte de uno mismo. El Amor es la base de la Certeza. Cuando hay amor este te hace saber que las cosas son, existen, son reales, aun cuando no las puedes ver, confías en que en algún plano de la realidad existen. Por ello, certeza es la base de la Fe. Creer en algo no visible pero que puedes sentir.

Los seres humanos en cierta manera han vivido en certeza por siempre. Es solo que la han dirigido desde sus miedos y sus sentimientos de desconexión. Tienen la certeza de que no están conectados y unidos, porque en el corazón no han logrado conectar con el Amor incondicional y eso produce ese sentimiento de desconexión. El amor incondicional se basa en el respeto y la comprensión, cosa que también les cuesta, pues tienen la certeza de que es necesario luchar para sostener o validar su verdad ante los demás.

Pero, ¿realmente cuál es su verdad? ¿En qué creen realmente? Tal vez la mayor creencia del Ser Humano, aquella que le da el mayor impulso a todo lo que hacen, es justamente el sentimiento de desconexión y separación. Creen tan fuertemente que no existe una conexión que una a la Humanidad, que eso genera que luchen, se juzguen y por lo tanto no experimenten el Amor Incondicional. Incluso los sistemas de creencias religiosos se basan en ese sentimiento de desconexión, pues como bien saben, también han luchado toda la Vida por la validar la autenticidad de su Dios por medio del derrumbe de la verdad de los demás.

El Respeto le abre la puerta al Amor y este le abre la puerta a la Certeza y por ende a la Fe. Si son capaces de respetarse, su corazón se comenzará a abrir y a conectar con el Amor y eso por sí mismo abrirá otras dimensiones del entendimiento, facilitando la creación de relaciones más saludables y transparentes. El respeto abre la visión ante los aspectos que entre ustedes generan afinidad y eso traerá consigo el despertar de la Certeza, la FE en lo no tangible. Por ello, ten la Certeza de que aquello a lo que consideras tu Verdad es real y existe, más sostente en ello con Amor y Respeto hacia la Verdad de los demás. No necesitas destruir las creencias de las demás personas solo para validar las tuyas, pues esos actos no son más que un reflejo de la ausencia de Fe en aquello que los une como parte de un Todo.

En esta ocasión conectaremos con la energía del Pilar de la Conciencia CERTEZA, el cual se activara a través de las articulaciones de los tobillos, que de alguna manera representan aquello que te mantiene en pie en esta Tierra.

Que el Amor y la Certeza se despierten en cada corazón unificándolos a todos como Uno.


En Amor, Sanat Kumara

ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONCIENCIA, UNDÉCIMO PILAR: CONTEMPLACIÓN



ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONCIENCIA, UNDÉCIMO PILAR: CONTEMPLACIÓN

CANALIZADO POR KAI LUZ DE SIRIO /   ABRIL 8, 2016



Canalización de la Conciencia Elohim y el Maestro Sanat Kumara


En este momento envolvemos el corazón de cada uno de Ustedes dentro de una cálida onda de Amor, Respeto y Gratitud. Somos la Conciencia Elohim, aquellos Seres que desde el inicio de los tiempos acompañan la evolución de la Tierra, habitando en el interior del corazón cristalino de la Madre GAIA e irradiando e infundiendo nuestra consciencia a través de todos los Elementos, Elementales y Reinos de la naturaleza. No somos dioses. Tampoco somos seres del espacio o alienígenas. Somos Seres Elementales. Aquellos a quienes llaman los primordiales, pues somos las primeras expresiones que la Fuente utilizo para experimentar la Vida. Nuestra misión es custodiar la naturaleza y a los Seres vivos, acompañando su evolución. Somos aquellos que resguardan los principios de la Vida. Que custodian a la naturaleza y documentan cada paso que se genera dentro de la evolución en la Tierra.

Existimos en el Corazón Cristalino de la Tierra, es decir en su núcleo y habitamos en el de manera multidimensional. Es decir, experimentamos en simultaneo todas las dimensiones de la creación, incluyendo la  tercera dimensión, la cual experimentamos mediante la naturaleza. Vivimos en las  plantas, en los árboles, vegetales. También en el agua, en el fuego y en el aire. Somos parte de los Elementos, así como ellos son parte de nosotros.

Acompañamos a la Humanidad, pues los reconocemos como Guardianes de la Biblioteca Viviente Tierra.

Sabemos que son momentos de gran movimiento interior, que están removiendo lo más profundo de su ser. A medida que los Registros Akashicos de la Tierra se abrieron durante el pasado Portal 8.8.8, las Puertas de las Líneas de Tiempo, las cuales son custodiadas por Metratón, fueron abiertas, permitiendo que las memorias de vidas pasadas quedaran más al descubierto que nunca.

Aquellos momentos de otros tiempos y espacios que dejaron una huella profundo en su Alma, se están mostrando en este preciso tiempo, para conducirles a una verdadera liberación.

Han sido muchas las vidas que han recorrido en esta Tierra. Vidas que no son lineales, pues el tiempo no lo es. Vidas que son paralelas dentro del continuo tiempo y espacio. Vidas que de alguna manera confluyen hacia el ahora, como las aguas de los ríos confluyen hacia el océano.

Aquí y ahora los tiempos se están empatando. Se están conjugando los distintos aspectos de ustedes mismos que buscan ser integrados dentro de la Luz de su Alma. Todo aquello que no había sido mostrado, está saliendo a la Luz y eso puede ser confuso, puede causar temor. Pues es importante saber que para poder elevarte hacia tu más alto potencial integres todos los aspectos que conforman tu identidad como Alma.

Esos aspectos son tus luces y tus sombras, la totalidad de lo que eres. A través de los tiempos y espacios que han conformado la historia de la Tierra, ustedes han vivido infinidad de experiencias. Muchas de ellas han sido dolorosas y les han mostrado los aspectos más densos y oscuros de la realidad dentro de la dualidad. Muchas de esas experiencias a medida que eran puestas en escena y experimentadas, no fueron completamente comprendidas e integradas, generando una brecha dimensional dentro de la onda en movimiento que el tiempo es.

Esto quiere decir que aquello que generó una huella de dolor, enojo o angustia en tu cuerpo emocional, dejo también una brecha o marca dentro de las líneas del tiempo. Generando que la longitud de onda que el tiempo produce a nivel dimensional, quedará expresando una pequeña distorsión, la cual se continúa expandiendo a través del tiempo y el espacio, vida tras vida.

Cada vez que tu Alma se propone reencarnar, recibe esa vibración producida por su propia experiencia dolorosa no trascendida y esta vibración se incluye dentro de los Patrones de sonido e información, que el Alma ha de proyectar para su siguiente o siguientes experiencias de vida. Esos Patrones de sonido e información son mejor conocidos por Ustedes como Carta Astral. Es decir, todos los elementos de comportamiento, desafíos y características que tu personalidad tendrá que afrontar durante un periodo de vida. Esto tiene el propósito de generar una ventana de oportunidad a través de la cual el Alma pueda recurrir a esa brecha temporal y volver a experimentar la vivencia, que en su momento dejo una huella amarga y dolorosa. De manera que al volver a tomar el aprendizaje el Alma pueda entonces integrarlo, corrigiendo así la brecha que se formó a nivel dimensional dentro de las líneas de tiempo y con ello, el Alma puede moverse dentro de la Luz hacia una mayor evolución.

Los aprendizajes o las experiencias de la Vida tienen el propósito de enseñarles algo. Las Almas han encarnado en las distintas dimensiones con el propósito de conocer todos los matices del Amor, siendo esta la experiencia o el anhelo proyectado por la Fuente Divina.

La tercera dimensión, que es ésta en la cual se manifiesta la experiencia de la dualidad, ofrece la posibilidad justamente de experimentar el Amor de manera dividida. La dualidad permite que todo cuanto existe se experimente de manera lineal y en separación, con ello, el aprendizaje es mucho más profundo, pues representa la posibilidad de vivir una mayor diversidad de experiencias que en cualquiera de las restantes dimensiones.

Para comprender esto, imagina que tienes una línea recta y en un extremo se encuentra la compasión y en el otro se encuentra el odio. Ambos son extremos de una misma energía. Es solamente que parecen opuestos y lejanos, debido a que son extremos de una larga y muy compleja línea cuando esta ya es traducida hacia la experiencia. Esa línea que separa esos dos extremos que son la compasión y el odio, desde la conciencia que habita en la tercera dimensión, puede ser lenta y difícil de recorrer. Es decir, cuando la conciencia se sumerge dentro de esa línea para conocer y experimenta ambos principios, posiblemente se demorara varias vidas. Pues dentro de la experiencia de esa línea es posible que se detenga o demore más tiempo en alguna de los distintos matices vibratorios que conforman la distancia entre la compasión y el odio. Ahí se encontrarían por ejemplo, el enojo, la intolerancia, la crítica y la tiranía, entre otros. Sin embargo, detrás o más allá de esas experiencias se encuentra también el Amor, pues este es el sostén del Universo y el propósito de todo lo que es. Nunca debes olvidar que detrás de todas tus experiencias se encuentra el regalo del Amor incondicional. Por ello siempre es importante que a lo largo de tu vida observes las situaciones que en ella acontecen y las eleves hacia otros niveles de comprensión. Las cosas no siempre son lo que parecen a simple vista, siempre hay algo más allá.

De tal manera ustedes han vivido infinidad de experiencias, a medida que han tratado de recorrer esa línea para comprender la dualidad y permitir que la conciencia se eleve hacia la Unidad. Dentro de esas experiencias en muchas ocasiones se han quedado adheridos a las emociones que estas han generado.

Puede ser que pases toda una vida sintiendo culpa o enojo, hacia ti mismo o hacia los demás. Cuando esa vida llega al final de su ciclo, ese enojo o culpa deja una brecha dimensional, dentro de lo que fue esa línea de tiempo, que tu existencia dejó marcada en el eterno vacío de la creación. Por lo tanto, tu Alma tendrá que generar el equilibrio y disipar justamente esa brecha dimensional, así que para otra encarnación buscará abrir esa línea de tiempo y recibir la vibración que esa brecha que quedó plasmada está produciendo. Conforme se van cerrando esas brechas, el Ser se vuelve más auténtico y se siente más completo, pues su energía universal ya no se encuentra dividida ni disipada.

En este momento en el que nos estás sintiendo a través de estas palabras, la humanidad se encuentra en un riguroso proceso de integración. Todas las brechas que se fueron generando en las líneas del tiempo que cada uno creo, se están abriendo con el propósito de producir la anhelada integración. Esto está produciendo que desde lo más profundo de su Ser surjan recuerdos de otros tiempos. Así como emociones que habían estado ocultas. Se están mostrando o están surgiendo aspectos de ustedes mismos que jamás habían visto o reconocido y esto tiene el propósito de generar la integración.

Mientras más huyan o rechacen esos aspectos más doloroso se hará el camino, pues la Unidad y el Amor están aquí para generar integración y el rechazo sólo produce separación. Si surgen sentimientos de enojo, culpa, decepción o incluso si se sienten deprimidos sin razón alguna, contemplen esos sentimientos. Obsérvalos desde la calma, para comprender que forman parte de lo que tú eres.

Son aspectos, mas no son la totalidad, pues esta es la unión de todos ellos. Tal vez tu luz y tu sombra parecieran estar luchando en este momento. Pero esa lucha es interior y se produce como consecuencia del temor que el ego tiene a verse expuesto y por lo tanto prefiere generar una lucha basada en el rechazo, en lugar de amorosa y silenciosamente comprender e integrar. Si continuas mirando hacia el exterior enfocándote en las sombras de los demás y enfadándote por ello, significa que no te has atrevido a mirar hacia tu interior para generar tu propia integración.

Parece a simple vista que hubiera una lucha entre la luz y las sombras, pero esta se resuelve por medio del Amor. Recuerda que el Amor es lo que se encuentra más allá de los extremos de los distintos aspectos que conforman la linealidad de la experiencia en la tercera dimensión. Y es el Amor el propósito y el regalo oculto detrás de todo.

Aquello a lo que llaman vidas pasadas no es otra cosa más que experiencias paralelas que están manifestadas en el aquí y en el ahora, dentro del eterno presente que existe en el vacío infinito de existencia. Todo aquello que parece resurgir dentro de tus recuerdos no es otra cosa más que la vibración sonora de aquellas brechas dimensionales que generaste en esas otras encarnaciones a consecuencia de las experiencias que te generaron una huella emocional. Aquí y ahora tienes la posibilidad de integrar y unificar todo lo que eres. La forma de hacerlo es por medio de la contemplación amorosa de tus emociones y aspectos. Obsérvate, conócete y llega a ese lugar donde la coherencia se pueda manifestar en unificación con el Amor de tu Ser Divino interior.

Desde el Amor que surge en el corazón de la Tierra, la Conciencia Elohim



Undécimo Pilar de la Conciencia: CONTEMPLACIÓN

Canalización del Maestro Sanat Kumara

Uniéndonos en un mismo momento y en un mismo espacio, honro la presencia de cada Ser que en este momento se unifica mediante esta conexión. Estamos por finalizar este ciclo de activaciones llamado Los Pilares de Conciencia. Durante este proceso hemos ido integrando estas Sagradas energías que la Conciencia Elohim nos ha transmitido. Ha sido un proceso de integración muy profundo y dentro del mismo tuvimos la oportunidad de generar la apertura de los Registros Planetarios, la cual aconteció en el pasado Portal 8.8.8.

Este Portal dejo una apertura importante puesto que la energía que se liberó es la de la Matriz Divina para la Humanidad. Es decir, La Matriz Divina es el patrón unificado original, contenido en la cadena del ADN humano, la que viene a corregir las anomalías y los efectos que el dolor y el miedo han producido. Cada experiencia dolorosa deja una huella energética y ésta queda resonando a través de los tiempos como un eco constante. Esos ecos de dolor producen huecos en el ADN, espacios vacíos que generan anomalías y que no permiten que la Luz del Alma descienda completamente hacia el cuerpo.

Esa es la causa de muchas de las llamadas enfermedades que son heredadas genéticamente. Son ecos emocionales de experiencias que se transmiten de generación en generación, con el propósito de generar la frecuencia correcta que pueda corregir la anomalía y elevarla hacia la siguiente octava de Luz. El cuerpo directamente está relacionado con las experiencias vividas dentro de la tercera dimensión. Es el cuerpo físico el espacio en el cual se almacenan las vivencias por medio del ADN y la memoria celular. Por ello es tan importante la sanación de las heridas emocionales y de las brechas generadas dentro del espacio tiempo, a medida que esto ocurre el ADN se ilumina y el Alma puede manifestar y enraizar todo su Divino potencial.

En este momento la Luz de la Maestría interior está buscando ser manifestada a través de la conciencia de cada uno de ustedes y con ello, muchas experiencias desafiantes se están viviendo a través de su vida. Estas experiencias son proyecciones provenientes de su Yo Superior con el propósito de poner a prueba todo lo que han recordado y aprendido. Ya es momento de que surja la Maestría interior y de que dejen de depender de otros para manifestarla. Ya han recorrido un largo camino de despertar y muchas herramientas y conocimientos se han despertado desde el interior de su Ser. Es momento de poner en marcha todo lo que saben y más importante aún, es momento de verdaderamente SER. La tibieza de la conciencia que habita en la mediocridad ya no puede seguir siendo sostenida en este momento. Es hora de que verdaderamente seas quien eres y dejes a un lado tus ya conocidas caretas y corazas con las que cubres tu verdadero ser.

En esta ocasión conectaremos con el Pilar CONTEMPLACIÓN. Este principio Sagrado de la Luz representa la conciencia manifestada en el momento presente. Contemplar es simplemente ser y estar, sin buscar nada más. Es situarse en una postura de observador para poder discernir con claridad el origen o el propósito de las experiencias. De manera que puedas ver más allá y comprender el propósito de tus experiencias, así como el regalo oculto detrás de todas ellas. Representa el acto de observar sin participar. Observar detenidamente y ver el panorama completo. A las personas comúnmente se les facilita entrar a ese estado llamado Contemplación cuando se encuentran ante un paisaje que tranquiliza los sentidos. Sin embargo, en cuanto a lo que su vida se refiere, comúnmente hacen todo lo contrario. De inmediato tienden a reaccionar y conducir todas las experiencias hacia el drama o el dolor. Este Pilar de la Conciencia a medida que sea integrado ayudará a que la mente pueda tranquilizarse y facilitará ingresar en el modo del Observador. Finalmente, trabajaremos con la energía del Rayo Rosa, la cual se integrara a través de las articulaciones de los hombros.


En Amor desde el corazón Solar, Sanat Kumara

ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONCIENCIA, DÉCIMO PILAR: FUERZA INTERIOR



ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONCIENCIA, DÉCIMO PILAR: FUERZA INTERIOR

CANALIZADO POR KAI LUZ DE SIRIO /   MARZO 9, 2016


Canalización de la Conciencia Elohim y El Maestro Sanat Kumara

Desde el silencio del corazón Planetario, el espacio donde toda la Consciencia que habita sobre la Tierra se hace Uno, abrimos nuestro corazón para recibir a cada Alma que en este momento sintoniza a través de este espacio. Somos la Conciencia Elohim, Guardianes de la Vida sobre la Tierra. Vigilantes de la Humanidad y la naturaleza, cuya misión es sostener la vibración de todos los Elementos y Elementales, para que la Biblioteca Viviente Tierra pueda mantener el flujo de información y energía a través de la Galaxia.

Nosotros provenimos del corazón mismo de la Fuente. Somos Seres que sostenemos la vibración desde la Undécima Dimensión, habitando en múltiples espacios dimensionales, al mismo tiempo que habitamos en el corazón de este Planeta llamado Tierra. Dentro de nuestra consciencias sostenemos los espacios vitales y la información, así como la vibración de cada elemento y Ser vivo sobre la Tierra. Para que lo comprendan mejor, nosotros sentimos, reconocemos y sabemos lo que es la experiencia de vida de cada Animal, cada Planta y cada elemento de la Tierra.

Podemos entrar y salir de sus espacios vitales y podemos acompañarles para sostener los procesos de regeneración y sanación que cada elemento necesita. Por ejemplo, ustedes podrían invocarnos para sanar una planta que se ha secado y al mismo tiempo, pueden invocarnos para pedir recibir claridad y entendimiento en relación a la comprensión de la existencia de esa misma planta. Es decir, si quieres saber que se siente ser una planta y conocer como experimenta la vida, invoca nuestra energía y pide que te ayudemos a recibir entendimiento. Lo que haríamos por ti sería abrirte el espacio de conexión viva y consciente con la planta, para que una parte de tu consciencia pueda entrar en comunión con ella y puedas ver a través de sus ojos la vida. Si bien, las plantas evidentemente no tienen ojos, tienen una visión térmica que les permite observar y asimilar la realidad en la que habitan. Las plantas y las flores sostienen Luz y se encargan de transmutar las energías negativas de su entorno, especialmente transmutan la tristeza en alegría. Por esa razón cuando a su alrededor perciben mucha tristeza las plantas se secan, de manera que esa energía de baja vibración pueda ser elevada hacia la Luz. Su misión es brindar y sostener la alegría y la frecuencia de los colores.

Por su parte las piedras, representan la fortaleza de la Tierra y su misión es brindar sostén y seguridad. Cuando sientas que te falta fuerza para tomar decisiones o para afrontar la vida, carga contigo una piedra. Si, una roca “común” que puedas encontrar en cualquier lugar y frótala suavemente pidiéndole que te apoye a través de la fuerza que sostiene. Las piedras conectan directamente con los minerales de tu cuerpo y fortalecen la estructura ósea a través del fortalecimiento en el proceso de asimilación de los mismos.

Cada uno de ustedes tiene la posibilidad de sintonizar y entrar en conexión con el espacio vital de cada uno de los elementos de la Tierra. Las Puertas de los Elementos que se encuentran de sus chakras permiten que se realice esa conexión. El elemento Tierra entra en conexión por medio del Portal Tierra ubicado en su chakra raíz. Mientras que el Agua se ubica en el Plexo solar. Por su parte el Fuego en el corazón. El Aire en el chakra garganta y el éter cristal en el chakra coronilla. Esos Portales de los Elementos son Puertas de conexión con la Tierra y la Conciencia Elohim y representan el regalo de la Madre GAIA para ustedes, Guardianes de la Tierra.

Los seres humanos son privilegiados, puesto que la Madre GAIA les ha activado los Portales de los Elementos, justamente para que puedan entrar en conexión con el espacio vital de cada elemento y ser vivo sobre la Tierra.

Claro está, que este gran poder y conexión no lo han utilizado sabiamente y poco a poco se han abierto paso a través de la depredación y desolación de los elementos y seres vivos. Por ello es importante recuperar la conexión que se manifiesta únicamente a través del humilde reconocimiento hacia los Seres vivos y los Elementos.

En este momento la Tierra como planeta vivo y consciente que es,  se encuentra en una fase de reajuste muy importante. Esto lleva como consecuencia algunos cambios en el clima y movimientos físicos en la Tierra, que son necesarios para llevar a cabo la liberación de las nuevas energías. Al mismo tiempo el Ser humano está llamado a alinearse con ese cambio mediante ajustes en su vibración, mismos que se están produciendo de manera gradual en simultáneo con la Tierra. Algunos de ustedes están sintiendo muchos malestares físicos puesto que su cuerpo se está adaptando a los cambios fisiológicos que vienen como consecuencia de un cambio vibracional. Muchos sentirán necesidad de cambiar su dieta, mejorando la calidad de la misma o modificando la cantidad de alimentos ingeridos.

Así mismo es necesario incrementar el consumo de agua. Disminuir el consumo de sal y procurar eliminar en lo posible el consumo de azúcares y harinas procesadas. Esto se debe al hecho de que tanto el azúcar como las harinas durante mucho tiempo fueron utilizados como un reemplazo a la energía vital y la fuerza interior que proviene a consecuencia de la conexión con la Tierra. Es decir, el azúcar y la harina proporcionaba energía vital en eras anteriores, cuando la ausencia de la conexión con la Tierra y con la Fuente generaba en el ser humano ausencia de vitalidad y muy poca longevidad.

Sin embargo, a medida que ingresamos a la Banda de Fotones la Luz se ha abierto paso abriendo los chakras y las células del ser humano, con lo cual la energía vital pueda fluir por sí misma y de manera natural. Por ello, los azúcares procesados y las harinas ya no son necesarios y únicamente producen adormecimiento del cuerpo y la consciencia. No porque sean malas, sino porque ya no son necesarias, puesto que los canales del ser humano se han vuelto a abrir y por ello, el cuerpo mismo ha comenzado a rechazar aquello que no necesita y ha comenzado a pedir lo que si necesita. Como por ejemplo, un incremento en el consumo de frutas y verduras.

Con esto no queremos decir que es obligatorio ni mucho menos, cambiar su dieta. Cada uno tiene libre albedrío y puede y debe consumir lo que sienta apropiado en cada momento. Únicamente les decimos lo que es muy posible que esté sucediendo con sus cuerpos, de manera que lo puedan comprender y asimilar. Qué hacer con ello, depende de ustedes.

Todo este proceso de cambio planetario y apertura de los canales en el ser humano se ha ido incrementando a consecuencia de la liberación de la Matriz Divina. Evento acontecido en el pasado Portal 8-8-8, momento en el cual la Montaña Mamita Putucusi liberó el Patrón energético de la Matriz Divina original del Ser Humano, a medida que desde la Esfinge de Egipto se liberaron las memorias ocultas de la era de Atlántida. Esas memorias o registros están relacionadas con los cambios físicos que sufrió el ADN humano, luego de que en Atlántida hombres y mujeres en busca de poder hicieron modificaciones genéticas a su antojo. Creando aberraciones y quimeras al quitar o modificar códigos genéticos contenidos en la cadena de 12 filamentos del ser humano. Estas desviaciones generaron que el ser humano perdiera su conexión con la Divinidad.

La Mamita Putucusi por su parte resguardo el registro del ADN original y por ello el Portal 8-8-8 facilitó el espacio colectivo para la liberación del mismo. Proceso que generó la unificación del Patrón modificado, cuya memoria se resguardaba en la Esfinge con el Patrón original guardado en la Mamita Putucusi. Esto trajo como consecuencia la recodificación del ADN y los cambios graduales a nivel fisiólogo que muchos están sintiendo. Al mismo tiempo que los cambios en la dieta, muchos de ustedes han experimentado alergias y depuraciones físicas por medio de diarreas, vómito y catarros. Esto viene a consecuencia de los cambios en la estructura vibratoria del ADN y la apertura de nuevas celdas de información. Su cuerpo se libera de lo viejo y se abre a lo nuevo.

Hoy más que nunca es necesario conectarse con la Tierra y respetar los tiempos y necesidades del cuerpo. Estamos en una era de transformación y cada elemento de la tierra está pasando por ello.

Con amor desde el corazón de la Tierra, la conciencia Elohim


Décimo Pilar FUERZA INTERIOR

Canalización del Maestro Sanat Kumara

En este instante en el espacio eterno, extiendo mi mano hacia cada uno de ustedes, honrando este momento, esta conexión que por medio de estas palabras acontece entre nosotros. De nuevo el espacio de comunión se abre para entrar en conexión con los Pilares de la Conciencia.

Los Pilares de la Conciencia son energías vivas que habitan en el corazón de la Tierra y representan la entrega y la fuerza que los Elohim depositaron en el origen del Plan Divino para la Humanidad. Son la Puerta abierta a través de la cual se manifestó la intención de la Madre GAIA al convocar a las Almas a venir a vivir la experiencia de la vida junto a ella. Son los Pilares de la Conciencia la representación del entendimiento de las Leyes de la Luz para el Ser Humano y su activación supone para aquellos que la reciben, una transformación en la perspectiva desde la cual observan la Vida.

Los Pilares de la Conciencia aparecen en este tiempo para otorgar claridad y una conexión más profunda con la Vida, la Tierra y el universo. Por sí mismos representan la iluminación de los aspectos de la sombra interior y ofrecen la posibilidad para trascender las ilusiones que los miedos proyectan ante la consciencia humana.

En esta ocasión corresponde activar FUERZA INTERIOR. Este Pilar de la Conciencia representa el empoderamiento consciente que surge del reconocimiento del potencial que habita en el interior del corazón.

Es importante comprender que en cada momento existe dentro del corazón todo el potencial para poder desarrollar o llevar a cabo lo que sea que el Alma necesite para cumplir su parte dentro del Plan Divino.

En ocasiones la vida ofrece giros inesperados. Cambios que sacuden las bases de las zonas de confort en las que se refugian y en esos momentos en los que la vida les desafía es cuando sienten las fuerzas flaquear. Olvidan por completo que cada una de las experiencias que viven, fueron elegidas por voluntad propia antes de nacer y que de alguna manera toda su vida, se habían estado preparando para ello. Conforme surge un desafío, en el interior del corazón habita la fuerza para superarlo, en calidad equitativa a la dificultad. Nada acontece en tu vida que no puedas solucionar, solo es cuestión de encontrar la Fuerza Interior para superar los acontecimientos y elevarlos a su más alto potencial.

Comúnmente en esos momentos de dificultad, es cuando desean salir huyendo y no tener que pasar por las experiencias que están pasando. Sin embargo, el hecho de vivir lo que te toca vivir implica que esa ha sido tu elección consciente a nivel álmico y por lo tanto, en esa experiencia se encuentra oculta tu Maestría y el reencuentro con tu mayor Luz.

Muchos de ustedes desearían haber tenido vidas diferentes. Haber tomado caminos y elecciones distintas porque hoy se arrepienten de los resultados y del camino que como consecuencia resultó. Permítanme decirles: el arrepentimiento solo crea ataduras y no permite que nuevos senderos se tracen. Mirar constantemente el pasado deseando haber tenido la fuerza o la sabiduría para tomar tal o cual decisión, solo crea un espacio hueco en el presente. Tu energía se pierde y tus cuerpos se desdoblan generando como consecuencia falta de claridad mental.

Mirar al pasado es solo útil cuando se hace para aprender de los hechos y trazar rumbos distintos en el presente. Mirar al pasado para condenarte por tus actos o castigarte con arrepentimiento, solo hace que te pierdas el momento presente y eventualmente tal vez cometas los mismos actos, puesto que tus emociones a través de la culpa y el arrepentimiento siguen aferradas a lo que consideras tus errores. Si diste un paso que te hizo tropezar y caer, no mires atrás lamentándote por ello y odiando lo que te hizo tropezar. Mira atrás observando con que te tropezaste y aprende de ello, para no volver a caer en el mismo lugar o de la misma manera. Eso es lo que realmente crea un cambio y una evolución consciente. Esa es la Fuerza Interior que está representada por el Décimo Pilar de la Conciencia. Las personas comúnmente sufren por apego al pasado o por arrepentimiento. No hay peor culpa que aquella que surge como consecuencia de lo que no se dijo o se hizo en su momento. Cuantas Almas no han pasado la vida entera lamentándose por hechos ocurridos en el pasado sin tomar consciencia que la Fuerza Interior que habita en el corazón es capaz de transformarlo todo. Es momento de recuperar esa fuerza y que esta sea el impulso para reconectar con los aspectos más luminosos del Ser que habitan en tu interior.

Este Pilar de la Consciencia se activara en las articulaciones de las rodillas. Ya que estas representan el sostén mediante el cual el Ser se mueve en el mundo. La energía del Rayo Azul Zafiro brindara su fuerza aportando orden, de manera que la Fuerza interior pueda resurgir desde el corazón.


Con Amor Infinito desde la Conciencia Solar

ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONCIENCIA, NOVENO PILAR: VACÍO



ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONCIENCIA, NOVENO PILAR: VACÍO

CANALIZADO POR KAI LUZ DE SIRIO -   FEBRERO 6, 2016

​Canalización de la Conciencia Elohim y El Maestro Sanat Kumara

Desde el espacio unificado en el centro corazón de la Tierra, abrimos este espacio de conexión, reconociendo a cada Alma que se encuentra en este momento en sintonía con nosotros.

Éste es un momento para la reflexión, para entrar en conexión con lo más Sagrado que habita en el interior de cada Ser. Es posible entrar en un espacio de comunión con la Madre Tierra, inspirado en el corazón. Somos la conciencia Elohim, un grupo de Seres que acompaña a la Madre Tierra desde el inicio de la experiencia evolutiva de la humanidad. Somos aquellos en cuyos cuerpos se sostiene la conciencia de la vida natural que habita en este Planeta. Aquellos quienes desde del corazón de la Fuente, recibimos la misión de sostener a todos los seres vivos, En su experiencia evolutiva.

Se podría decir que somos la conciencia colectiva de los distintos reinos de la Tierra, en nosotros habita la conciencia de cada raza animal, mineral y vegetal. Somos los guardianes de esta Biblioteca Viviente llamada Tierra. Los vigilantes de este espíritu sagrado llamado GAIA, Que sostiene la conciencia del planeta entero y cuya experiencia de vida está siendo registrada en todo el universo. GAIA al igual que nosotros es una conciencia Elohim.

Los Elohim al igual que todos los Seres, provenimos del corazón de la Fuente, siendo nuestra naturaleza el Amor Incondicional. Somos los primeros fractales que surgieron del corazón de la Fuente en el inicio de todos los tiempos y espacios. Somos aquellos reflejos vivos que surgen del primer momento en el cual, la Fuente unificada y andrógina se convirtió en la polaridad femenina y masculina. El primer impulso de la creación fueron los Elohim y los Ángeles.

En el principio de todo, la Fuente habitaba dentro de un inmenso vacío.

Ese vacío representaba un infinito potencial creador para la Vida. La Fuente es una energía unificada, en donde no existe la separación. Sin embargo en el principio de todo, la Fuente, a través de una expansión de Luz se separó en dos, formando aquello que conocemos como polaridad. De esa forma se gestó el principio de la vida y la energía femenina y masculina surgió de esa primera separación.

Fue tanto el Amor que aquella conciencia la que llamamos la Fuente experimentó en ese acto de separación inicial, que desde ese momento, la Vida comenzó a surgir en parejas, femenino y masculino. Por lo tanto el principio de la polaridad se convirtió en el principio de la Vida, es la esencia misma de la existencia. Aquella primera separación de la energía andrógina de la Fuente da origen a los principios que ustedes conocen como Diosa y Dios. Que no son otra cosa más que los aspectos divididos de aquella Fuente unificada. A partir de ese momento aquellas conciencias a las que llamamos Diosa y Dios, comenzaron esa eterna danza la que llamamos Vida.

Como una pareja de enamorados comenzaron a efectuar uniones tántricas, impulsados por el efecto magnético de la energía pura que proviene de la Fuente, aquella energía a la cual llamamos kundalini. Esta es la energía pura, el principio de toda la vida, el impulso que genera todo lo que existe.

Aquellas primeras uniones, que se podría decir “sexuales” efectuadas por el principio creador Femenino y el principio creador masculino, comenzó a dar origen a muchas más proyecciones de sí mismos. Así como la Fuente inicialmente se dividió en dos para crear el Principio Sagrado de la Polaridad, manifestado a través de la conciencia de la Diosa y Dios, así ellos comenzaron a proyectarse por medio de esa misma polaridad, para crear a todas las Almas y Conciencias que existen en este Universo. El Principio Sagrado de la Polaridad nos permite comprender que la energía femenina y masculina sostiene a toda la creación en Unidad. La Polaridad significa complementariedad y es un concepto distinto al de la separación, ya que este se refiere al hecho de percibirse desconectado y separado de la Fuente y de toda la existencia. El concepto de la separación es la vibración más baja del principio de la Dualidad. Veamos de la siguiente manera:

Polaridad

Representa la separación complementaria de los principios femenino y masculino. Separación en la cual son reflejos complementarios con efectos creadores.

Dualidad

Representa la separación de los principios de la Luz y la oscuridad. Principios necesarios para la experiencia creadora de la Fuente en los cuales, ambos son complementarios y en su unión producen la Unificación y el retorno a la Fuente.

Separación

Concepto o estado de consciencia que se experimenta como un estado prolongado de ausencia de conexión con la Fuente y la creación.

Tanto la Polaridad como la Dualidad son aspectos creadores de la Fuente. La Polaridad es un aspecto que se experimenta como parte de la esencia de las Almas. Mientras que la dualidad se experimenta como estados de consciencia y vibraciones manifestadas en las distintas dimensiones. Una Alma puede navegar entre cualquiera de esos conceptos a lo largo de su existencia. Mientras que la separación es un estado de consciencia transitorio.

Es nuestro deseo que comprendas la forma en la cual la Fuente se expande a través de los principios Diosa y Dios. Imagina que te encuentras en una habitación rodeado por cuatro espejos. Tú te encuentras en el centro y los cuatro espejos te reflejan, mientras que se reflejan entre sí. Los espejos reflejan el reflejo, el uno del otro, esto crea un efecto de reflexión infinita. Seguramente alguna vez lo has visto, ver como tu reflejo es reflejado por medio de varios espejos creando ese efecto de reflexión infinita. En esa reflexión a medida que se va multiplicando, el objeto que es reflejado se va haciendo más pequeño, mostrando un efecto de mayor lejanía. Con esto queremos darte a entender la forma en la cual la vida se fue expandiendo desde el corazón de la Fuente. Aquellos primeros reflejos que fueron la Diosa y Dios, se encuentran inmediatamente cercanos a la Fuente. Los reflejos de la Diosa y Dios, somos nosotros los Elohim. A partir de ahí las dimensiones comenzaron a ser creadas. Posteriormente la Fuente a través de la conciencia de la Diosa y Dios, comenzó a multiplicarse aún más, creando a todos los conjuntos de Almas que habitan en este Universo.

Aquellas Almas creadas fueron destinadas para habitar en cada una de las dimensiones, experimentándolas todas en simultáneo. Esas Almas son ustedes, los Seres Humanos y todos los Seres que habitan en cada uno de los rincones de la galaxia, en cada una de las dimensiones, experimentando la Vida.

Los Elohim tenemos la misión y el compromiso de custodiar a todas las Almas que habitan en cada una de las dimensiones. Somos aquellos que custodian la Vida, en cuya conciencia habita la energía de los Elementos y Elementales que acompañan la experiencia de la creación.

La Conciencia Elohim que acompaña la experiencia evolutiva en el Planeta Tierra, está compuesta por nosotros, los 13 Elohim que habitamos en el corazón de la Tierra. En el momento mismo en el que el Plan Divino de evolución para la humanidad fue gestado en el corazón de la Madre Tierra, nuestra presencia se manifestó, anclando en ella los Principios Sagrados denominados como Pilares de la Conciencia. Principios que representan distintos aspectos de las Leyes de la Luz. Principios cuyo propósito es inspirar en el ser humano la Luz, el Amor y el Respeto. Principios que al ser integrados en la conciencia del ser humano, producirán entendimiento en relación a las Leyes de la Luz y la Vida.

Los Pilares de la Conciencia, fundamentan la existencia en esta Tierra. Y representan un camino de reconocimiento e integración de la Sabiduría y el Amor de la Fuente.

En la era de Mu, la energía de los Pilares de la Conciencia fue otorgada en custodia a la Raza galáctica de las Tortugas para ser sostenidos en el corazón de la Tortuga Abuela. Los Pilares de la Conciencia se convirtieron en la fuerza del Rayo Azul Zafiro, un canal mediante el cual las Leyes de la Luz se pueden transformar en comportamientos y actos experimentados por el ser humano. Una vez que el ser humano integra cada uno de estos Pilares de la Conciencia como una parte fundamental de su vida, su relación con todos los seres se transforma en armonía, compasión y amor.

Desde el corazón de la Tierra observamos el caminar de la humanidad. Y sabemos que en este tiempo la humanidad está preparada para recordar el propósito más elevado de la vida. La era de la separación deberá llegar a su fin, a medida que la humanidad recuerde que se es uno, con toda la existencia. Que aquello a lo que llaman Dios, no es otra cosa más que un principio más elevado de sí mismos. Que nada se encuentra fuera, que aquello en lo que llaman Divinidad se encuentra dentro del corazón. No existe castigo, ni penitencia que temer, la Fuente a través de su conciencia polarizada expresada mediante la existencia de la Diosa y Dios ama infinitamente a toda la creación. Es tanto el amor que se manifiesta en el corazón de cada ser. Tú eres la Diosa Y tú eres el Dios, su Conciencia Divina se encuentra dentro de ti y fuera de ti, manifestada través de todo lo que te rodea.

Plantas, árboles, animales, elementos, todos y cada uno de ellos son expresiones vivas, diversas, de la Divinidad. Nada se encuentra separado, todo forma parte de aquellos reflejos infinitos que se expanden a través de toda la creación.

Es momento de recordar, de tener presente en tu corazón que todo cuanto observas a tu alrededor es un reflejo de ti mismo y al mismo tiempo un reflejo de la Divinidad. Deja de dividir todo lo que ves, deja de juzgarlo como bueno o malo. Comprende que todo simplemente es. Y todo forma parte de ti, porque tú formas parte de toda la creación. La vida es una danza eterna. Una danza de reflejos. Fractales vivos que provienen directamente del corazón de la Fuente y que se expanden creando la diversidad a través de cada dimensión.

En el corazón de la Tierra habita Cada ser humano en unidad con cada elemento y cada ser vivo. Todo cuanto habita en este planeta es uno dentro del corazón de la Tierra, ahí no existe separación, en ese espacio el amor incondicional sostiene cada experiencia de vida. Por ello es importante honrar a la Madre Tierra, sentirla en el corazón, reconocer su amor en todo lo que te rodea. Pues la Tierra permanece irradiando oleadas de amor incondicional, para guiar el camino de retorno a la conexión con la Fuente.

Envolvemos a cada Ser con el más grande e infinito amor, honramos la presencia de cada uno de ustedes en esta Tierra y reconocemos la belleza y la Luz que habita dentro de su corazón. Desde este espacio, con infinito amor

La Conciencia Elohim.


NOVENO PILAR DE LA CONCIENCIA: VACIO

Canalización del maestro Sanat Kumara

De nuevo nos encontramos a través de este espacio de sintonía y conexión. Damos la bienvenida a una conexión más con los Pilares de la Conciencia.

Bajo la Luz del sol resplandece el nuevo día, como un momento sagrado, el cual puede ser dedicado a la renovación. Cada día, la Luz del sol ilumina la conciencia. Cada día el Alma de cada ser genera impulsos amorosos, expresados a través de la alegría y el deseo de vivir cosas nuevas.

Realmente, cada día ofrece un espacio muy sagrado para la transformación. Por ello cada noche cuando te vas a dormir, tu mente se libera, tu ego descansa, entrando en un sueño profundo, mediante el cual la energía sobrecogedora, dolorosa o pesada que se acumuló durante el día, es liberada. Al amanecer, a medida que tus ojos se abren y te das la oportunidad de abrazar el nuevo día, tu alma irradia nuevos impulsos de luz, cuyo propósito es reemplazar aquellas energías densas, que las preocupaciones del día anterior habían generado.

En ese momento en el cual tú despiertas y comienzas a conectarte con tu cuerpo, para vivir un nuevo día, podrías generar una profunda transformación de ti mismo. Sin embargo aquello que comúnmente se elige es buscar de nuevo aquellas preocupaciones y miedos con las cuales te fuiste a dormir. De esa forma esto se convierte en hábito y como consecuencia se crean experiencias continuas de vida, basadas en las energías que más atraes hacia ti.

Se podría decir que los seres humanos constantemente eligen el miedo como modo de vida. Eligen sus preocupaciones como sostén de su día a día y no se permiten a sí mismos ser renovados y transformados a través del poder de la Divinidad. Y esto es una constante elección, sustentada por la conciencia de separación en la que viven. Constantemente eligen los sistemas de pensamiento y creencia que ya hay, en lugar de atreverse a crear nuevos caminos. Las costumbres no son cuestionadas, pues en cierta forma le resultan cómodas al ego que no hace otra cosa más que buscar adaptarse a la sociedad. Constantemente se permiten ser alienados por aquellos sistemas de creencias que han sido transmitidos de generación en generación. Cuando en realidad, la Divinidad se expande mediante la creatividad, no a través de la rigidez de un sistema de pensamiento inamovible.

Por ello el miedo es el común denominador para el Ser humano y en base a ello crearon sus sistemas de pensamiento, mediante los cuales interpretan la vida. El miedo es el padre de la competencia, de la manipulación y los celos, así como estos son los orígenes de los conflictos de la humanidad.

Realmente el Alma de cada uno de ustedes está buscando manifestarse. Busca entregar todo su Amor y su Sabiduría. Y el recibirle implica simple y sencillamente un acto de dejar ir, permitirse ser constantemente renovado. Soltar todo aquello que has aprendido por medio de tus sistemas de creencias.

Cada noche al dormir, una parte de ti entra en el Vacío. Sueltas, dejas ir todo aquello que te condiciona. Entras en el mundo de los sueños ¡donde todo es posible! Esa es la forma en la cual la conciencia recibe un espacio de liberación, para que al día siguiente le energía de la Luz, puedo otorgarte la posibilidad de recibir y sostener toda tu fuerza. El Vacío por lo tanto, no es otra cosa más que el infinito potencial creador.

Sin embargo, los seres humanos le tienen miedo al Vacío, porque de alguna manera piensan que es ausencia, soledad. No obstante, el Vacío es el espacio donde todo habita, como un potencial, por lo tanto es Abundancia. Representa las infinitas posibilidades. Para crear algo nuevo primero tienes que dejar ir.

Si tienes las manos ocupadas, éstas no se encuentran libres para recibir los nuevos regalos que la vida te trae. La vida siempre te va pedir un dejar ir y este siempre traerá consigo algo completamente nuevo.

A veces piensan que se han quedado estancados en su despertar y evolución, que nada nuevo ocurre, que los días son una repetición de rutinas. Sin embargo, si esta experiencia actual, si lo que piensas de tu vida en este momento, que todo es siempre igual, significa que tu Alma te está diciendo que, durante mucho tiempo te has mantenido en el apego, hay algo que no has podido dejar ir. Hay algo que temes dejar ir y es momento de entrar en el Vacío para que las cosas se transformen. El sentimiento de estancamiento por lo tanto, es solo una llamada de atención proveniente de tu Alma para que hagas una revisión de aquello que necesitas dejar ir.

El miedo al Vacío es como tener un armario lleno de ropa vieja, que ya no te queda, tienes el anhelo de obtener nuevas prendas y sin embargo, tu energía está enfocada en ese temor a dejar ir lo que alguna vez te sirvió. ¡Necesitas hacer espacio para que lo nuevo pueda llegar! Mientras no liberes, el Universo no te otorgara la apertura para lo nuevo que puede llegar.

Es comprensible que tengas miedo, pues durante mucho tiempo has vivido en la conciencia de la separación, creyendo que la Fuerza, la Luz, la Vida y la Sabiduría, se encuentran fuera de ti. Creyendo que los aspectos creadores Diosa, Dios y la Fuente se encuentran fuera de ti.

Es normal que te apegues, incluso a las cosas, situaciones y personas que te lastiman. Lo conocido se vuelve familiar y lo familiar, por muy doloroso que sea, de alguna manera conforta, te hace sentir cómodo. Ya lo dice la frase: “más vale viejo por conocido, que nuevo por conocer” esa frase es una clara representación del estado más habitual de consciencia para la humanidad.

Pero, la Fuente nos recuerda a cada instante que la vida es evolución y la evolución en cierta forma es un reto, ¡es excitante! Por ello el Vacío representa esa anticipación amorosa y alegre que se manifiesta cada vez que algo está por suceder. No hay nada que temer, la vida va traerte siempre justo aquello que necesitas para el cumplimiento de tu Plan Divino. Apegarte es una forma cobarde de condicionar tu propia evolución.

Comienza dejando ir aquellas prendas que ya no utilizas, ese es un simple ejercicio que a medida que lo realizas te mostrara que tanto tienes que liberarte de los apegos. Después, continúa dejando ir aquellos pensamientos que te impiden ser feliz. Comienza por simple y sencillamente no buscar en cada amanecer las preocupaciones y conflictos que tuviste ayer. El ayer quedó ahí, hoy es un nuevo día. Y si, ¡la Fuente desea que seas feliz! Por eso es que en lo profundo de tu corazón anhelas serlo, es tu naturaleza.

Hoy puedes transformarte, perdonarte y tomar a la ligera el conflicto o el dolor que tuviste ayer. No lo busques más, simple y sencillamente dale la espalda. Al hacerlo su energía se disolverá.

Te mantienes envuelto en los mismos conflictos una y otra vez porque constantemente convocas su energía. Si tuviste un problema el día de ayer, al día siguiente amaneces pensando de nuevo en él. Pero hay un instante muy especial, es ese momento en el cual abres tus ojos al despertar por la mañana. En ese instante, te encuentras completamente en blanco, no estás pensando en nada, eres neutro. Si no te has percatado de ello, presta atención mañana al despertarte. Hay un momento en el cual tu mente está en blanco y ese es el instante en el que puedes elegir transformarte y ser renovado por la transformación de tu consciencia. Sin embargo, ahí, justo ahí, tú cada día eliges buscar de nuevo las preocupaciones, las dolencias, los miedos.

Los conflictos de tu vida no están ahí para ser permanentes. Se manifiestan para enseñarte algo, o son una consecuencia de alguna causa que generaste en algún momento, mas no son eternos y no pretenden serlo. Aprende la lección y déjalos ir, no te condenes a ti mismo a ese infierno de permanente castigo cuya existencia habita únicamente en el pensamiento humano.

El castigo eterno no existe, esa es una creación humana, consecuencia de la conciencia de separación. La Fuente constantemente habita en un espacio de dicha, de gozo en amor y eso desea para ti, porque tú eres ella.

El vacío involucra dejar ir, soltar para vivir lo nuevo y eso, es ser creativo, es ser Divino.

En esta ocasión el Pilar de la Conciencia llamado Vacío, actuará en las articulaciones de los hombros ingresando desde el impulso del Rayo Rosa, el guardián del Amor Incondicional y la aceptación. Este Rayo facilita, desde el Amor Incondicional la manifestación del desapego y te acompaña en el proceso de dejar ir.

Estas articulaciones son las que resguardan todo el peso de la historia, el autocastigo y la carga emocional. Es momento de dejar ir, es momento de renovarse, de ser la Luz y el Amor que verdaderamente eres. Todo aquello contrario a la Luz y al Amor es una ilusión transitoria, que se basa en las experiencias de vida cuyo propósito es aprender.

Desde el más infinito Amor, inspirado en la energía de un nuevo día, abrazo a cada uno de ustedes en amor incondicional.


Sanat Kumara